Los elementos menores son fundamentales para las plantas ya que mejoran la asimilación de los nutrientes primarios (Nitrógeno, Fosforo y Potasio), favorecen el desarrollo de las raíces y son necesarios para la activación de las enzimas…