Los helechos son plantas primitivas y sensibles, con muchos requerimientos para su reproducción. Dada su limitada capacidad de adaptabilidad es necesario que sean recreadas, al máximo posible, las condiciones naturales de su entorno para su cultivo. Una alta humedad relativa, riego especializado dos veces al día, tres en los días más calurosos del verano; granizar una sistematicidad en los períodos de fertilización son sólo algunas de las innumerables necesidades que precisan estas efímeras especies para su conservación artificial
Esta publicación solo está disponible para miembros. Para acceder al contenido debes Ingresar o adquirir Suscripción Revista Digital.